Actualidad

Usted está aquí

Desde adentro

No hay material que se le resista; papel, acrílico, vidrios, cerámicas, madera, aluminio y telas varias… todo se vale al hablar de sublimación, ya que el único límite del ramo es el que imponga el creador del diseño. Éste es – literalmente –  un mundo de posibilidades.